jueves, 13 de octubre de 2016

JUDAS NOS AMONESTA Y NOS EXHORTA A MANTENERNOS EN TODA LA REVELACIÓN APOSTÓLICA QUE NOS FUERA IMPARTIDA Y ENSEÑADA DESDE EL PRINCIPIO, NO ESTANDO LA MISMA SUJETA A VARIABLES O ENMENDADURAS A FUTURO. EN MEDIO DE LA SORNA Y LOS EXTRAVÍOS DE LOS MALVADOS, AQUELLOS INFILTRADOS YA APAREJADOS PARA CONDENACIÓN, HEMOS DE MANTENERNOS FIRMES, Y APEGADOS A LA VERDAD QIE NOS LLEVA AL PLANO ETERNAL.

LIMA - PERÚ  JUEVES 13 DE OCTUBRE DEL 2016

COMENTARIO EXEGÉTICO DE LA EPÍSTOLA A JUDAS

Judas 17-25.

"Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichos por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malos deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen el Espíritu, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego, y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne. Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén".

*** Introducción.- El apóstol ha descrito la perversión de los rebeldes, y su increíble desfachatez cuando se hallan en las reuniones y fiestas de amor que celebra el pueblo de Dios; su absoluta frivolidad y descaro, y su total esterilidad en el contexto de la fraternidad, y de las tinieblas que componen su destino. También nos adelantó el juicio que Dios ha preparado para los tales debido a su naturaleza profana, mostrando una fabla procaz, y una actitud absolutamente hostil para con Dios, y un lenguaje bífido para encandilar el ánimo de los hermanos y arrastrarlos en pos de sí.

*** (Jud.17) El autor amonesta y exhorta a los santos para que traigan a su memoria la sana doctrina con la que fueran enseñados y entrenados, para permanecer dentro de la misma por su propia seguridad, y ser preservados del engaño por la verdad misma, y no por mágicas conjuraciones o amuletos. El conocimiento básico del cuerpo doctrinal enseñado apostólicamente se convierte así en nuestro tesoro principal, y nuestro manual de instrucciones para una vida cristiana normal (Jn.5:39; Hch.17:11;1Ti.4:16).

*** (Jud.18) Cada apóstol, de una manera o de otra, advertía solemnemente a los asambleístas sobre lo que podría suscitarse a futuro, cuando ellos no estuvieran (y veintiún siglos de historia no han podido cambiar estas instrucciones de valor práctico). Judas llama a estos individuos burladores (actitud que tuvieran para con Pablo los atenienses en el areópago), y ello implica un total desprecio de las realidades postuladas por el Señor, siendo la duda y la incredulidad sus más notorios asideros. Para quien vive en un mundo de fantasías, supuestos e irrealidades, es fácil reírse de lo que no considera viable o posible, tratando de ocultar sus incertidumbres con una mueca, y esquivando los posibles resultados negativos con su frágil confianza. La naturaleza del burlador ya fue mencionada por Judas en el verso 16; ¿qué es lo que buscan los tales? Seguir en pos de las maldades que su pútrido corazón les indique. Un burlador razona sobre la base de su percepción instintiva; vale decir, si le significa provecho o placer momentáneo, lo asume como real y válido; y si no, lo menosprecia olímpicamente, riéndose a mandíbula batiente.

*** (Jud.19) Si buscamos o hurgamos entre los elementos divisivos que se han manifestado a nivel eclesial, ministerial o grupal, hallaremos que este tipo de gente son los que se han alzado en diversas ocasiones, no temiendo al Dios Soberano, ni a su autoridad delegada, ni las solemnes advertencias que se hicieran sobre este espíritu, y sus consecuencias. La naturaleza carnal de estos atrevidos y contumaces, nunca le dio lugar al Espíritu Santo en sus vidas, y auspiciados por sus almas religiosas, su fabla convincente, y sus actitudes hipócritas en momentos en que la espiritualidad es requerida, han ido despistando a quienes nunca fueron de los santos analíticos, dejándose llevar por las apariencias. De esa inoperatividad se han aprovechado éstos todo el tiempo.

*** (Jud.20-21) Esta conjunción adversativa PERO, se refiere a nosotros, y a lo que debe ser nuestra actitud frente a todo esto, entendiendo que solamente nuestra dependencia del Señor, y nuestro continuo crecimiento espiritual en lo inherente a nuestra fe, e intercediendo ante el Señor con la asistencia del Paracleto; pueden procurarnos la certeza de la esperanza, la serenidad de quienes se saben guardados por el Señor, y amparados por él en todo trance. Somos llamados a conservarnos en el amor del Señor, aguardando siempre su misericordia para vida eterna. Nunca es más tierno el corazón de un apóstol que cuando nos llama a confiar en la benevolencia divina, y en su providencia para con nosotros apuntando a la eternidad.

*** (Jud.22-23) Somos llamados por el Señor a estar preparados para preservarnos en la fe, y para tener la suficiente base para persuadir a otros a esa permanencia, fungiendo como testigos eficaces. La salvación de otros, por nuestro testimonio, y por nuestro interés por sus almas, debe ser manifiesta por nuestra actitud misericordiosa, y conservando la prudencia para no contaminarnos con ellos. Dios no nos está pidiendo que arruinemos nuestra perspectiva personal, o pedirle a Dios para que nos duplique la pena para dejar ir libre al profano. Nuestra ayuda no debe incluir nuestra integridad, pero sí la total buena voluntad a favor de los irresolutos.

*** (Jud.24-25) En esta doxología, Judas nos revela que el Padre puede guardarnos sin caída, y también puede presentarnos (vía la justificación adjudicada) sin mancha, sin culpa, delante de su gloria con mucha alegría o gozo. Y aquí su corazón y el nuestro se elevan en adoración al único y sabio Dios, nuestro Salvador, bendiciéndole con toda la gloria y majestad, imperio y potencia, así ahora, y por todos los siglos. Amén.

EFRAÍN ARTURO CHÁVEZ ESPARTA  13/10/2016


1 comentario:

  1. EL MANTENERSE DENTRO DE LOS PARÁMETROS ESTABLECIDOS POR LA SANA DOCTRINA, CONFORME A LA FE APOSTÓLICA, NOS MANTENDRÁ DENTRO DEL PLANO DE LA DIVINA ACEPTACIÓN, Y A SALVO DE LOS PREVARICADORES, BURLADORES Y APÓSTATAS.LEVFANTA EL ESTANDARTE DE LA FE APOSTÓLICA DONDEQUIERA QUE ESTÉS.

    ResponderEliminar