martes, 6 de junio de 2017

EL USO APLICATIVO A LA LEY, POR LO QUE ES, SIGNFICA Y REPRESENTA, ESTÁ RESERVADO A DIOS EL JUEZ DE TODOS. PABLO NOS DA UNA SOMERA Y MUY CONCIENZUDA EXPLICACIÓN DE LO QUE REPRESENTA LA ILEGALIDAD, Y LA FALSA INTERPRETACIÓN DEL ORDEN DIVINO.

LIMA - PERÚ    MARTES 06 DE JUNIO DEL 2017              MENSAJE # 1798

PRIMERA DE TIMOTEO 1:8-11.  (VERSIÓN REINA VALERA CONTEMPORÁNEA)

"Pero sabemos que la ley es buena, cuando se usa de manera legítima; también sabemos que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para todo lo que se oponga a la sana doctrina, según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí se me ha encomendado".


=== El apóstol toma como ejemplo el decir de algunos individuos que pretendían conocer la ley en su sentido más puro, a pesar de que estaban perdidos en cuanto a una espiritual interpretación de la divina instrucción, no comprendiendo el por qué y el para qué había sido dada la ley. Casi todos la usan para condenar, acusar, y causar una debacle total a los infelices que aceptan su perspectiva desenfocada, irreal y absurda, actuando en sociedad con el enemigo. Años atrás leí de un conocido escritor el error de pensar que los incas eran personas muy correctas, e incapaces de mentir, robar o de ser ociosos; pero el ama súa, ama quella y ama yuya, no se refería a que eran puros y sin mancha; sino al hecho de que estos vicios eran los que los dominaban, de allí, la restricción legal que fue impuesta en el imperio incaico. La aplicación de la ley (instrucción), tiene que ser hecha de acuerdo a la divina imposición. La ley (y aquí me refiero al decálogo, y no a las múltiples leyes que el antiguo pacto nos presenta en el Pentateuco) es un testimonio cabal de la santidad divina, y de nuestra relación célico-pedestre, no pudiendo ser cambiada o alterada sin que ello equivalga al prevaricato legal, o la transgresión condenatoria. Pablo arguye a continuación que la ley no fue dada para el justo (el que anda conforme al orden divinal); sino para los transgresores y desobedientes; siendo ello lo que la actualiza y efectiviza.

=== La disposición divina no buscaba matar a la gente; sino normar su panorama relacional con la Deidad, y con sus congéneres, trayendo como resultado la optimización del plano santificante en el que éramos llamados a vivir. La desobediencia, implica la ruptura del pacto, y el menosprecio al autor del mismo, dando a entender que lo que Dios demanda no es artículo del interés para el profano, postulando la transgresión y la desobediencia como el principio rector de sus vidas, desechando la divina aprobación, y prefiriendo la condenación eterna como su suerte; y es así como surge el pecado abierto y desafiante, y la impiedad como estilo de vida, y de la irreverencia (implicando una actitud negativa y de rechazo al orden divinal), se pasará a la profanidad (yéndose en contra de todo lo que es considerado como sagrado y supremo para Dios); y de allí, se irán éstos en contra de toda figura de autoridad, llegando hasta el extremo de asesinar a sus progenitores (con sus actitudes, con su renuncia a la autoridad, y con la afrenta constante que llevará hasta el clímax su maldad, ultimando a sus padres por considerarlos sus enemigos). El enojo reprimido se volverá en contra de los demás, mirando a todo el que no esté de acuerdo con él como su enemigo personal, refractario a sus ideales, e indignos de vivir (por eso estos enajenados le disparan a todo el mundo, matando gente inocente, hombres, mujeres y niños; sin sentir el más mínimo escrúpulo.

=== A continuación, tras colapsar en lo referido con anterioridad; surgirá el irrespeto de sí mismo y de otros, deshonrando entre sí sus cuerpos, que ya no serán vistos como el templo del Espíritu Santo; sino como aquello que debe ser profanado para irritar aún más al Señor sobre ese punto; y aquí aparece la "ideología de género", advertida en el siglo I: Los sodomitas u homosexuales, promoviendo una disipación escandalosa hombres con hombres y mujeres con mujeres; promoviendo también los secuestros, la trata de blancas o esclavitud de personas o el secuestro con propósitos aviesos; y no se preocupen, con las mentiras y engaños particulares, dejaremos atrás la neurosis de la culpa y la auto acusación, los remordimientos, y las "cosquillas morales" que se irán flexibilizando con la conducta emulativa de otros, lo que hará legal lo ilegal, y normal lo anormal; invirtiendo la escala de valores que los hará felices a todos, hasta pasar a ser de LA OPOSICIÓN... ¿A QUÉ? A LA SANA DOCTRINA; hasta que el sello divino del glorioso evangelio del Dios bendito, encomendado al apóstol, les responda a estos impíos y pecadores con la más justa condenación.

EFRAÍN ARTURO CHÁVEZ ESPARTA             06/06/2017                MENSAJE # 1798

1 comentario:

  1. LA LEY DIVINA ES EL TESTIMONIO CLARO Y ESPECÍFICO DE LA SANTIDAD DE DIOS, Y DE LO QUE DEBE GOBERNAR EL CORAZÓN DE SUS HIJOS TODO EL TIEMPO DE SU PEREGRINACIÓN. PARA ESO VINO EL ESPÍRITU SANTO EL MISMO DÍA EN QUE SE DIO LA LEY EN EL MONTE SINAÍ, IMPLICANDO QUIÉN SERÍA EL QUE NOS HARÍA LEGALMENTE APTOS, VÍA LA SANTIFICACIÓN, PARA ALCANZAR NUESTRA HERENCIA COMO SANTOS HIJOS DE DIOS

    ResponderEliminar