domingo, 6 de marzo de 2016

LA TENTACIÓN Y SUS ORÍGENES NOS SON COMPARTIDOS POR EL APÓSTOL SANTIAGO, PARA QUE DEJEMOS DE SER DESHONESTOS CON DIOS Y CON NOSOTROS MISMOS, Y RECONOZCAMOS LA NECESIDAD DE MORAR EN LA PRESENCIA DEL PADRE, Y DE UNA CONTINUA COMUNIÓN CON ÉL, PARA POSEER UNA VIDA CRISTIANA NORMAL.

LIMA - PERÚ  DOMINGO 06 DE MARZO DEL 2016

SANTIAGO 1:13-15.

"CUANDO ALGUNO ES TENTADO, NO DIGA QUE ES TENTADO DE PARTE DE DIOS; PORQUE DIOS NO PUEDE SER TENTADO POR EL MAL, NI ÉL TIENTA A NADIE; SINO QUE CADA UNO ES TENTADO, CUANDO DE SU PROPIA CONCUPISCENCIA ES ATRAÍDO Y SEDUCIDO, ENTONCES LA CONCUPISCENCIA, DESPUÉS QUE HA CONCEBIDO, DA A LUZ EL PECADO; Y EL PECADO, SIENDO CONSUMADO, DA A LUZ LA MUERTE"

=== CUANDO SE HABLA DE LA TENTACIÓN, INMEDIATAMENTE VIENE A LA MENTE LA MALDAD DEL DEMONIO, LA PODEROSA ATRACCIÓN DEL MUNDO, Y LA "DEBILIDAD DE LA CARNE". PERO LA NATURALEZA HUMANA RECHAZA SER INVOLUCRADA EN ELLO POR PROPIA VOLUNTAD, ASUMIENDO QUE ALGUIEN O ALGO ES CULPABLE DE LO QUE PASA. SANTIAGO DESENTRAÑA EL MISTERIO, Y QUITA DE NUESTRAS BOCAS LAS IMPRESIONES Y LAS EXPRESIONES QUE ESTÁN FUERA DE LA REALIDAD.

=== EL APÓSTOL, CON EL TINO QUE LO CARACTERIZA, ARGUYE QUE LA TENTACIÓN PERSONAL NO TIENE SU ORIGEN EN DIOS JAMÁS. ÉL NO ES EL TENTADOR, NI PUEDE SER TENTADO POR EL MAL. ASÍ, PUES, LA ETIOLOGÍA DE ESTE MAL SE HALLA EN NOSOTROS MISMOS. EN LO QUE NUESTRA MENTE HA DEJADO PENETRAR EN ELLA, ASENTÁNDOSE HASTA ALCANZAR UNA FORMA, UN SENTIR Y UNA PROYECCIÓN, QUE EMERGEN DESDE DENTRO NUESTRO CON UNA INTENSIDAD QUE NOS IMPULSA A PENSAR, DESEAR Y ACTUAR EN UNA MANERA PRECISA, COMPULSIVA E INDETENIBLE.

=== LA CONCUPISCENCIA, ES EL CAOS PENSANTE, ANHELANTE Y AMORFO, QUE BUSCA UNA IDENTIDAD, APELANDO A LAS IMPRESIONES, LOS DESEOS, Y TODO LO QUE PARECE TENER UNA PRIORIDAD DENTRO NUESTRO. MANEJADA POR EL ALMA Y EL CUERPO, EL IMPULSO, EL INSTINTO Y EL APETITO HACEN CAUSA COMÚN CON EL DESEO, EL INTENTO, Y LA DETERMINACIÓN DEL CORAZÓN. LA ATRACCIÓN HACE USO DE TODO ELLO, LO DIBUJA INTERIORMENTE, HASTA QUE ELLO TE SEDUCE DEFINITIVAMENTE.

=== LA CONCUPISCENCIA, EMBARAZADA DE SU DESEO Y AFÁN, LE DA LA FORMA AL PECADO ANHELADO, BUSCANDO EL AMBIENTE QE NECESITA PARA DAR RIENDA SUELTA AL ÁNIMO SALVAJE QUE LA DEVORA; Y CUANDO ENCUENTRA AQUELLO QUE LO PUEDE SACIAR, SE ENVUELVE EN ELLO SIN IMPORTAR LAS CONSECUENCIAS, Y AUNQUE PAREZCA PARADÓJICO, LA MUERTE NACE PARA GOBERNAR TU SER INTEGRAL, SEÑOREANDO SOBRE TU EXISTENCIA COMO TU PASIÓN PRINCIPAL, QUE NOS CONFINA A MORAR EN NUESTROS DELITOS Y PECADOS, MURIENDO NUESTRA VIDA MIENTRAS VIVIMOS NUESTRA MUERTE.

=== EL DIABLO NO ES MENCIONADO PARA NADA AQUÍ; PERO NUESTRA RELACIÓN CON DIOS PARECE INEXISTENTE, NO DEJANDO PARTICIPAR AL ESPÍRITU, PARA QUE NO INTERRUMPA NUESTROS CARNALES GOCES, Y DEJE REPOSAR LA PASIÓN CARNAL HASTA QUE QUIERA ¡QUÉ SULAMITOS ÉSTOS!

=== DEJEMOS DE CULPAR AL DIABLO, A LOS DEMÁS, O A DIOS, DE TODO LO QUE NOS PASA POR ANDAR EN LA CARNE. DIOS NOS AMONESTA A ANDAR POR EL ESPÍRITU PARA NO SATISFACER LOS DESEOS DE LA CARNE. SEAMOS PRUDENTES Y DEJEMOS DE DAR EXCUSAS EN LUGAR DE CONFESAR NUESTRAS CULPAS, Y VOLVER A LA COMUNIÓN CON  LA DEIDAD.

EFRAÍN ARTURO CHÁVEZ ESPARTA  06/03/2016





1 comentario:

  1. LA NATURALEZA DE LA TENTACIÓN NO TIENE TANTO QUE VER CON LO QUE HAY ALLÁ AFUERA, SINO CON LO QUE ALBERGAMOS EN NUESTRA INTERIORIDAD. CUANDO NO ESTAMOS CAMINANDO EN UN BUEN ORDEN, LA CONCUPISCENCIA SABE QUÉ HACER CON NUESTRO CAOS Y LE DA LA FORMA MÁS IDEAL PARA PECAR. SI VOLVEMOS AL ORDEN DIVINAL, EL PECADO TENDRÁ MÁS DIFICULTAD PARA PODER AVASALLAR NUESTRO TEMPLE ESPIRITUAL.

    ResponderEliminar